La vida es injusta…y eso es genial!!!Cada uno de nosotros nace con su propia suerte. Todos tenemos nuestra cuota de suerte, creencias y prejuicios. Pero la realidad parece indicarnos que siempre hay gente que goza de más suerte que nosotros, ¿no es así? Pues si, es verdad. Y esas son buenas noticias, ¿pero por qué son buenas noticias?

Si la balanza de la suerte parece volcarse del lado de unos y no de otros, ¿qué nos hace pensar que no estamos del lado favorable? Ok, puede que todo lo que te rodea te indica que no gozas de buena suerte; y al ver la situación favorable de otros, la única conclusión que puedes sacar es que la suerte no está de tu lado. El universo conspira contra ti. La vida es injusta. Blah blah blah

Si, la vida es injusta. Miles de niños y adultos en África están siendo esclavizados mientras tú estás cómodamente leyendo este artículo. Miles de personas sufren de condiciones inhumanas e insalubres. La mitad de la población en África es menor de 15 años debido al alto índice de mortalidad. Este es un ejemplo perfecto de injusticia. Mientras tú y yo estamos libres de todas estas aberraciones, la gran parte de la población de este continente vive esta realidad diariamente.

La vida es injusta. Y en este caso la suerte no está del lado de los africanos. En este caso, la suerte está de tu lado. Gracias a que la vida es injusta tú no estás viviendo bajo estas condiciones.

¿Pero entonces por qué te sientes tan desafortunado? La suerte ya está de tu lado, solo que la estás viendo desde el lado equivocado. La poca suerte de unos altera la gran suerte de otros y viceversa. ¿Qué vas a hacer entonces con tu cuota de suerte?; ¿vas a seguir desprestigiándola para dedicar tu tiempo a observar la mayor suerte de otros?; ¿vas a seguir sintiéndote como una víctima de las circunstancias?

Que quede claro, LA SUERTE ES UN ESTADO MENTAL. No es algo que se tiene ni algo que se adquiere, es algo que se crea. Y es por eso que la suerte es un concepto subjetivo, porque depende de quién la crea. Así como la gravedad es un fenómeno objetivo que nos afecta a todos de la misma manera, la suerte es un fenómeno subjetivo que no nos afecta a todos por igual. ¿Por qué crees que es así?; ¿y por qué crees que hay momentos de mayor o menor suerte?; ¿acaso hay algún encargado en el cielo de prender y apagar un interruptor de la suerte?; o ¿será que nuestra habilidad de invocar a la suerte esté directamente ligada a gran variedad de emociones y pensamientos que tenemos a diario?

Aprovecha la suerte que has creado para ti y utilízala para crear aún más situaciones favorables. Si estás leyendo esto, doy fe de que eres una persona inteligente y con los suficientes recursos como para crear más “suerte” para ti.

Realmente, ¿qué te lo impide? O mejor dicho, ¿quién te lo impide?

Valora este artículo