Las carencias del pensamiento positivoEn este artículo expongo la razón principal por la que el pensar en positivo funciona como una simple vía de escape siempre que desatendamos la raíz de nuestros problemas.

Una crítica que se le suele hacer al pensamiento positivo es que es una forma de auto-engaño. Muchos siguen el mantra “Piensa en positivo” como una forma válida de mantener el optimismo y equilibrio en situaciones difíciles. Personalmente, no creo que el pensar en positivo sea el camino más óptimo para avanzar hacia lo que uno quiere. Detenerse en este tipo de pensamientos sin una debida exploración del conflicto es una pérdida de tiempo.

Adoptar el mecanismo de pensar siempre en positivo puede llevarnos a auto-engañarnos y a experimentar falsas sensaciones de crecimiento personal. ¿Por qué? Porque el mantener un estado de constante positivismo ante situaciones adversas nos mantiene ciegos de nuestros verdaderos problemas en lugar de enfrentarlos y, asimismo, superarlos.

El observar y reconocer nuestros problemas de frente eleva nuestros niveles de conciencia. Pero al pensar siempre en positivo, nuestra atención se escapa hacia otros lugares más placenteros en lugar de reconocer lo que tenemos en frente. Todo aquello que nos hace ser menos concientes de lo que sucede a nuestro alrededor es una señal de que estamos tomando el camino equivocado.

El desarrollo personal es mucho más que condicionarse a sentirse mejor con uno mismo. Si bien algunas personas necesitan un cambio de actitud para superar ciertos obstáculos, el pensar en positivo no nos brinda las herramientas necesarias para lograr cambios importantes. En realidad, no necesitas pensar en positivo para tu desarrollo personal, lo que necesitas es usar tu inteligencia.

Las carencias del pensamiento positivo

Supongamos que alguien te dice que debes pensar más positivamente, pero tu inteligencia te dice que ésta no es la forma de resolver las cosas. Ahí es cuando debes confiar en lo que tu inteligencia está tratando de decirte.

He leído muchos libros y artículos de desarrollo personal y auto-ayuda. Muchos de ellos se inclinan a motivarte con pensamientos positivos e intentan alimentar tu espíritu con frases como “Tú puedes hacerlo” o “Tú tienes el potencial” sin una debida fundamentación logica. Esto no está mal de por sí, pero para que estos pensamientos positivos surtan efecto necesitamos construir las bases para que dichas frases resuenen con naturalidad y fluidez en nosotros. Debemos indagar en el conflicto primero, conocerlo y entenderlo. Debemos sembrar el terreno en el que podamos cultivar esos pensamientos positivos. De lo contrario, no podremos cultivar verdaderos cambios a partir de estas frases.

Lo que necesitamos entonces es explorar aquellos rincones oscuros de nuestra personalidad (nuestra sombra) para finalmente superar nuestros conflictos. Detenerse en pensamientos positivos no nos ilumina el camino ni nos abre la oportunidad de encontrar recursos personales para la auto-superación. Simplemente funcionan como una especie de suero para alivianar nuestra carga.

¿Cómo podemos pretender trascender nuestros conflictos sin primero reconocer nuestra propia sombra?; ¿cómo podemos usar estos mantras positivos y alentadores cuando nuestra inteligencia detecta una falta de fundamento?

Si notamos una falta de fundamento es porque estamos manteniendo inconcientemente pensamientos que obstaculizan a estos mantras positivos. Nuestros propios bloqueos mentales y creencias limitantes comienzan a engranar sus motores cuando escuchamos frases como “Tú puedes hacerlo”. Es por eso que para trascender estas barreras no necesitamos más frases motivadoras. Lo que necesitamos es reconocer lo que nos bloquea y trabajar sobre ello.

Pero este mensaje no es muy motivador de por sí, ¿no es así? Es por eso que la opción más popular es la de mantener una mente positiva y concentrarse en mensajes positivos porque eso es lo que genera entusiasmo. Pero en realidad es un falso sentido de entusiasmo.

Sin embargo, las frases o mantras positivos y motivadores tienen algo que vale la pena destacar. Y es que justamente tienen la habilidad de activar esa parte de nuestro intelecto que comienza a decirnos que algo hay dentro nuestro que estamos desatendiendo; que hay un obstáculo o bloqueo que nos impide absorber por completo el mensaje. Y es precisamente por esto que subo imágenes a mi página de facebook con este tipo de mensajes. Las subo como legitimo método para ampliar tus niveles de conciencia. El objetivo no es hacerte sentir mejor por 5 minutos, sino despertar aquella parte de tu conciencia que ha estado desatendida y ha permanecido dormida.

Elevar nuestros niveles de conciencia es una pieza fundamental dentro del rompecabezas que es el desarrollo personal. Utiliza aquellas frases y pensamientos positivos como combustible para indagar más sobre tu sombra, en lugar de utilizarlos como una rápida inyección de entusiasmo que termina desvaneciéndose a corto plazo.

Valora este artículo

5 (100%) 1 vote[s]